Un equipo de estrellas para la acción climática
Representante Deb Haaland (D-N.MEX.). Michael Brochstein/Sipa, via AP Images

Durante los últimos días, el presidente Joe Biden anunció una serie de selecciones centradas en el clima para liderar la EPA (Agencia de Protección Ambiental), el Consejo de Calidad Ambiental, el Departamento del Interior y más. Ha sido un momento emocionante y alentador para todos los que trabajamos tan duro para que fuese elegido. El movimiento climático apareció para Joe Biden; ahora, será presentado por nosotros.

En muchos sentidos, estas nominaciones son históricas. El líder del Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte, Michael Regan, se convertiría en el primer hombre negro y el primer sureño en liderar la EPA. Brenda Mallory, actualmente jefa de asuntos regulatorios en el Southern Environmental Law Center, sería la primera presidenta negra del Council on Environmental Quality. Y la Representante Deb Haaland sería la primera mujer indígena en convertirse en secretaria del gabinete y la primera en dirigir el Departamento del Interior. Juntos, formarán un gabinete con un enfoque sin precedentes en la lucha contra el cambio climático y la injusticia medioambiental, dirigido por personas con experiencias vividas de los desafíos que enfrenta este país.

La EPA juega un papel fundamental en la protección de todos los estadounidenses de la dañina contaminación y los impactos del cambio climático. Su administrador establece sus prioridades; La elección de Biden, Michael Regan, aporta un fuerte enfoque en la energía limpia, la justicia medioambiental y la limpieza de desechos destructivos para el medio ambiente. Como líder del Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte, negoció la excavación de cenizas de carbón más grande del país con Duke Energy y rechazó la extensión del gasoducto Mountain Valley Pipeline. Después de ver de primera mano cómo los desechos tóxicos y la destrucción ambiental golpeaban con más fuerza a las comunidades de bajos ingresos y a las comunidades de color, estableció una junta asesora de justicia ambiental para abordar el problema.

Por su liderazgo al abordar estos problemas, el Capítulo de Carolina del Norte del Sierra Club le otorgó su Premio al Logro Distinguido en septiembre pasado, que honra a una persona en el servicio público por actos particulares de importancia para la conservación o el medio ambiente. Esperamos trabajar con la EPA de Regan para deshacer los desastrosos retrocesos de Trump, instituir fuertes protecciones de salud pública, especialmente para las comunidades vulnerables, y acelerar la lucha contra el cambio climático.

Con esta última ronda de nominados, Biden ha demostrado una vez más que entiende que la crisis climática es un tema interseccional.

El Departamento del Interior, que supervisa los parques nacionales, las tierras públicas y tribales y los esfuerzos de conservación, también puede ser un socio importante para mitigar la crisis climática. En este momento, la perforación y el fracking en nuestras tierras públicas las convierten en uno de los principales contribuyentes al cambio climático, pero un enfoque en la conservación y la administración podría convertirlas en sumideros de carbono.

Como miembro de la tribu Laguna Pueblo, Deb Haaland trae consigo un historial de defensa del medio ambiente y tierras públicas, y de apoyo a las luchas lideradas por indígenas por el control de sus tierras y aguas, incluso en Standing Rock y Bears Ears. Tiene la oportunidad de hacer realidad la promesa de campaña de Biden de detener todos los nuevos arrendamientos de petróleo y gas en tierras públicas y convertir nuestras tierras públicas en parte de la solución climática al conservar el 30 por ciento de ellas para el 2030. Y no tengo ninguna duda de que lo cumplirá. Mientras estuvo en la Cámara, fue una de las copatrocinadoras originales de un proyecto de ley para proteger el 30 por ciento de las tierras estadounidenses para el 2030.

Después de cuatro años en que la administración Trump se enfocara en los sitios sagrados nativos para la perforación, el fracking y un muro fronterizo desastroso, Biden eligió un líder para el Departamento del Interior que está en una posición única para reparar las relaciones entre los EE.UU. y sus naciones originarias. Y no debemos olvidar que el Departamento del Interior tiene un historial de causar daño a las naciones nativas que se extiende por más de un siglo antes de Trump. Designar a una mujer Indígena para dirigirlo es un primer paso importante para corregir los errores del pasado y trazar un futuro mejor.

Aun cuando la elección de Biden no fue histórica sobre la base de la identidad, si es histórica por el enfoque que muestra la administración para abordar la crisis climática. Con esta última ronda de nominados, Biden ha demostrado una vez más que entiende que la crisis climática es un tema interseccional. Toca la economía, la salud pública, la justicia racial y mucho más, y requiere un enfoque de todo el gobierno sin precedentes.

Por eso es genial que Biden haya elegido a un líder estelar para capitanear su enfoque de todo el gobierno: el ex administrador de la EPA y actual CEO de NRDC, Gina McCarthy. Durante su tiempo en la EPA, McCarthy instituyó el Plan de Energía Limpia, el primer conjunto de reglas nacionales para reducir la contaminación por carbono de las plantas de carbón, así como muchas otras protecciones contra los químicos tóxicos que dañan a las personas y al planeta. En su nuevo papel como zarina del clima de Biden, McCarthy se encargará de aprovechar los poderes sustanciales de cada agencia gubernamental para abordar la crisis climática.

El adjunto de Gina McCarthy, Ali Zaidi, un inmigrante pakistaní y veterano de la Casa Blanca de Obama que actualmente es el subsecretario de energía y medio ambiente de Nueva York, también es un defensor de la energía limpia. Formarán un dúo dinámico para abordar el cambio climático a nivel nacional.

En el frente internacional, el nombramiento del secretario John Kerry como enviado climático y parte del Consejo de Seguridad Nacional asegura que el cambio climático sea visto no solo como una amenaza para los ecosistemas y el medio ambiente, sino como una amenaza para nuestra seguridad nacional. Habiendo sido el máximo diplomático y un negociador clave del Acuerdo de París, el Secretario Kerry no necesitará ser presentado a los líderes mundiales ni a los principales diplomáticos al negociar acciones climáticas con otras naciones. Casi no hay nadie más en los Estados Unidos para quien eso sea cierto.

Las elecciones ambientales de Biden no solo son históricas. Nos ofrecen aliados en todas las agencias enfocadas en la protección del medio ambiente y el cambio climático. Su enfoque de todo el gobierno nos brinda la oportunidad de reclutar a un nuevo conjunto de socios en la lucha contra la catástrofe climática. Estas son personas con las que podemos trabajar mientras asumimos los grandes desafíos que enfrenta nuestro país y trabajamos para construir un futuro justo, equitativo y sostenible.

Adaptado al español por Fabián Capecchi del artículo original de Ramón Cruz publicado en la revista Sierra.

Sierra Club


CONTRIBUTOR

Fabián Capecchi
Fabián Capecchi

Fabián Capecchi es Sénior copywriter bilingüe. Su afición a la historia lo llevó a ser Director de investigación para el Museo del Transporte de Caracas, publicando tres libros y asesorando el blog de la Fundación. Ávido lector, escritor, gastronauta incansable y cinéfilo empedernido.

Comments

comments

MOST POPULAR